Un punto azul pálido

Para muchos esta frase no significa o no la relacionan con nada, pero a los que nos gusta mirar las estrellas sí.

Un punto azul pálido es una fotografía de la Tierra tomada por la sonda espacial Voyager 1 el 14 de febrero de 1990 desde una distancia de 6000 millones de kilómetros. La imagen muestra la Tierra como una mota o punto de luz casi imperceptible.

La foto pertenece a un retrato del sistema solar, denominado Retrato de familia que incluye a otros planetas del Sistema Solar

Carl Sagan tituló una de sus obras Un punto azul pálido inspirándose en esta fotografía, para él, tomar una imagen de la Tierra desde el exterior del sistema solar serviría para que la humanidad tomase conciencia de nuestro insignificante lugar en el cosmos.

En su libro publicado en 1994 Un punto azul pálido: una visión del futuro humano en el espacio, el astrónomo Carl Sagan relató sus pensamientos en un sentido más profundo de la fotografía:

Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él, todos los que amas, todos los que conoces, todos de los que alguna vez escuchaste, cada ser humano que ha existido, vivió su vida. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras de sí mismas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, niño esperanzado, inventor y explorador, cada maestro de la moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie, vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol…

La sonda Vogayer 1 fue lanzada por la NASA en 1977 con el fin de explorar los planetas gigantes (Júpiter, Saturno y sus lunas) y las regiones más externas del sistema solar. Es oficialmente el primer objeto construido por los seres humanos que ha ingresado al espacio interestelar.

Cuando la Voyager 1 había terminado su principal misión, en 1980, y ya se alejaba de Saturno, el astrónomo Carl Sagan hizo una sugerencia a NASA para que la nave dirigiese su cámara hacia la Tierra y tomase una última imagen de nuestro planeta.

Tras casi 43 años desde su lanzamiento, la sonda sigue enviando datos, pero está tan lejos de la Tierra (18 mil millones de km) que una señal de radio enviada desde la Tierra a la velocidad de la luz tarda 20 minutos en alcanzarla.

La NASA según sus cálculos tiene previsto que siga funcionando hasta 2025 y es que llegará un momento en el que no tendrá suficiente energía como para alimentar su sistema de calefacción, entonces sus sistemas se congelarán y la sonda se quedará vagando por el espacio.

Deja un comentario