Un picosatélite diseñado por un estudiante de 16 años, listo para el lanzamiento.

Un alumno de 16 años, Julián Fernández, cumplirá próximamente su sueño de lanzar al espacio y poner en órbita el satélite que ha diseñado, pues está previsto que el lanzamiento se realice el 12 de diciembre, según un comunicado de la empresa estadounidense Rocket Lab que anunció el pasado viernes la suspensión del lanzamiento previsto para ese día.

Lo importante de ese lanzamiento era lo que iba a ser lanzado a órbita. Siete pequeños satélites entre los que se encontraba un satélite diseñado íntegramente por un estudiante español de tan solo 16 años.

Centro de lanzamiento de Rocket Lab

Julián Fernández, el diseñador, había culminado el diseño y fabricación de ese pequeño satélite en la instalaciones de la universidad URJC. Para Julián, éste no es el último paso, considera que una vez puesto en órbita se podrá conocer cómo funciona realmente para lo que fue diseñado así como estudiar el funcionamiento real del proyecto.

Julián afirma que gracias a este picosatelite (un satélite artificial con un peso de no más de 1 Kg y que se caracteriza por ser construido con elementos y componentes comerciales) al que ha bautizado como FossaSat1, pretende democratizar el espacio y dar acceso a las telecomunicaciones dentro de una red del internet de las cosas al mayor número de gente. Pues para conectarse a este satélite solo bastará adquirir un aparato que cuesta 3 euros con el que puede construir un receptor casero y que permitirá conectarse a la red gracias a un sistema con una modulación que han desarrollado, LoRa (una tecnología inalámbrica parecida al WiFi o el Bluetooth).

En los próximos meses pretende ampliarlo a través de constelaciones de satélites o investigar acerca de telecomunicaciones intersatelitales.

El satélite, un cubo de tan solo 5 cm de lado y unos 250 gramos es uno de los proyectos puestos en marcha por la empresa Fossa Systems, de la cuál Julián Fernández es CEO, una asociación cuyo objetivo principal es desarrollar y lanzar picosatélites en órbita, inspirando una nueva generación de jóvenes ingenieros y científicos, ampliando el acceso a la tecnología aeroespacial y reduciendo su coste de desarrollo y lanzamiento.

Desde la SAE promovemos y apoyamos estas actividades científicas y tecnológicas llevadas a cabo por jóvenes españoles. ¡Señores, tenemos un futuro prometedor!

Deja un comentario