Qantas y su sueño de lograr el vuelo más largo sin escalas del mundo

¿Se imaginan estar en un avión durante casi un día entero? ¿No tocar tierra firme durante todo ese tiempo? Pues eso es lo que trata de hacer la aerolínea Qantas Airways.

De aquí a final de año la aerolínea realizará una serie de vuelos experimentales desde Sidney hasta Londres y Nueva York para analizar el impacto que tiene en la salud de los pasajeros realizar un vuelo tan largo sin escalas.

Estos vuelos experimentales forman parte del Proyecto Amanecer, los pasajeros (miembros de la compañía) y tripulaciones estarán equipados con dispositivos portátiles de alta tecnología para monitorear los patrones de sueño, así como el consumo de alimentos y bebidas. También se les realizará diferentes test para medir la fatiga, ritmos circadianos y demás factores relacionados con la resistencia humana, de esta manera la compañía tendría datos de la influencia que tiene estar tanto tiempo volando en cabinas presurizadas.

Los pilotos por su parte, usarán un dispositivo de electroencefalograma (EEG) para rastrear su actividad cerebral y monitorear el estado de alerta, para que la aerolínea pueda estudiar el patrón de descanso más efectivo.

Pero para que todo esto sea posible necesitan que los pilotos y el regulador de la aviación australiano acepten tiempos de servicio sin precedentes, pues se espera que el tiempo de servicio para cubrir la ruta Sidney- Londres sea de unas 23 horas.

Ya que, el comportamiento de las tripulaciones será determinante para ver la viabilidad de estas rutas.

Los pilotos de Qantas dicen que la duración sin precedentes de los nuevos vuelos debe ir acompañada de una investigación sobre los riesgos de la fatiga y precisará de una capacitación previa que recibirían los pilotos más experimentados.

Algunas de las medidas que se plantean para combatir la fatiga de la tripulación podrían incluir poner más tripulación de vuelo a bordo añadiendo camas para la tripulación, alargar los descansos antes y después de los vuelos, proporcionar transporte a domicilio y reducir los períodos de servicio posteriores.

Con todos los avances que se están logrando en la aeronáutica queda ya muy lejano lo de “la vuelta al mundo en ochenta días”

Deja un comentario