Muere Joe Clark, uno de los “padres” de los winglets

El pasado miércoles día 1 de abril nos enteramos de la mano del periodista Luis Calvo de Fly News del fallecimiento de Joe Clark el diseñador de los primeros winglets del Boeing 737 a los 78 años de edad (1941).

De origen canadiense pero criado en Seattle (Estados Unidos). Su pasión por la aviación despertó en 1965 tras volar en el Learjet de su amigo Lacy al terminar de ver las carreras Reno en Nevada.

Tras esto comenzó a trabajar en Learjet como vendedor en Chicago, antes de volver a Seattle y fundar Jet Air para vender en la región los aviones de Learjet. Dos décadas después fue uno de los fundadores de Horizont Air, hoy parte del grupo de Air Alaska.

Estas winglets, que ayudan a reducir el consumo de combustible debido a la mejora de la aerodinámica del avión no las inventaron él y su equipo. De hecho fueron Frederick W. Lanchester en 1897 y William F. Somerville en 1910 los primeros en patentar, en Reino Unido y Estados Unidos respectivamente unas placas para la punta del ala para controlar los vórtices de punta de ala. Somerville llegó a probar su invento en varios aviones.

Durante la II Guerra Mundial, se cree que Alexander Lippsich, diseñador de Messerschmitt, decidió añadir unos winglets hacia abajo y hacia fuera del ala en el reactor Heinkel He-162A para eliminar el balanceo del holandés que creaban sus alas y ser la forma más sencilla de eliminar el problema.

En los años setenta, Richard Whircomb de la NASA comenzó a experimentar con winglets. Descubrió que cada ala necesitaba un modelo específico para lograr la máxima eficiencia.

En 1991, cofundó Aviation Partners, con Dennis Washington, y contrataron a un equipo “de ensueño” de ingenieros aeroespaciales retirados de Boeing y Lockheed, para comercializar una modernización de las winglets del jet Gulfstream II aprobada por la FAA.

Esta iniciativa se fue expandiendo posteriormente por todos los diseños de Boeing quienes compraron la patente.

Años después Airbus adoptaría unos winglets (que llamó sharklets), casi copiados de los del B-737 para la familia A320 (de hecho, tuvieron que hacer frente a una demanda por infringir la patente de estos), si bien fueron los A330 y A340 los primeros modelos del fabricante europeo en usarlos.

Los winglets de Aviation Partners han sido instalados ya en mas de 9.000 aviones y se estima que han ahorrado el consumo de unos 38.000 millones de litros de combustible que han evitado la emisión de más de 100 millones de toneladas de CO2.

Deja una respuesta