La NASA estrella un avión para estudios de seguridad

Que nadie se alarme, la NASA ha hecho impactar un Fokker F28 contra el suelo  para realizar estudios en pro de mejorar la seguridad, esta prueba forma parte de un estudio de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), con el objetivo de establecer nuevas regulaciones para los aviones de transporte comercial, en función de la capacidad de supervivencia en accidentes.

La NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, es la agencia del gobierno estadounidense responsable del programa espacial civil, así como de la investigación aeronáutica y aeroespacial) cuenta con una instalación  de aterrizajes e investigación de impactos, en Langley, Virginia, Estados Unidos y es ahí donde se realizan este tipo de pruebas.

Estas pruebas tienen como objetivo estudiar la supervivencia de los ocupantes si se diera el caso en el que se simulan las pruebas.

La aeronave se deja caer desde una altura de 50 metros, dentro de la misma se colocan maniquíes o dummies antropomorfos como los utilizados en las pruebas de impacto de automoción, que representan pasajeros que volarían en esa aeronave y se instalan diferentes tipos de cámaras, de alta definición, de alta velocidad para ver cómo se comportan los dummies durante el impacto.

En cuanto al exterior, se aplican varios puntos negros sobre el fuselaje blanco, para permitir la captura del movimiento de deformación de cada parte del aeroplano, que luego, se utilizarán para digitalizar el movimiento de cada punto, con el fin de estudiar dicho movimiento.

Los resultados de la prueba, combinados con otras pruebas en las que se dejaron caer fuselajes de forma vertical, permitirán determinar de mejor forma como el avión se tritura en el impacto, así como la cinemática medida de los ocupantes y buscar soluciones para lograr una mayor tasa de supervivencia en accidentes aéreos por impacto contra el terreno.

En el siguiente enlace se puede ver como se realizan estas pruebas.

Deja un comentario