El Vuelo Conmemorativo del Centenario del Transporte Aéreo

El 9 de marzo de 1919 un avión Salmsons 2.A.2 aterrizó en el cortijo de El Rompedizo en un vuelo procedente de Alicante y con destino Casablanca. Se inauguraba con su llegada la historia del Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol.

Salmsons 2A2.

Unos meses más tarde, tras conseguir las autorizaciones de las autoridades francesas y españolas, laCompagnie de Lignes Aériennes Latécoère inauguraba el 1º de septiembre de 1919 la primera línea aérea en España, en el recorrido Toulouse, Barcelona, Alicante, Málaga, Casablanca.

Llegada de Latécoère y Lemaître a El Rompedizo.

A día de hoy, el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol no es otro que el decano de los aeropuertos españoles en su ubicación original, cumpliendo el 2 de septiembre de este año sus primeros 100 años de servicio público.
El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol tras sus 100 años de existencia se erige en una infraestructura con más de 50 compañías aéreas que conectan la capital malagueña con más de un centenar de destinos en el mundo. En sólo un siglo, se pueden contar hasta 400 millones de pasajeros que han hecho uso del mismo, lo que lo ha convertido en un elemento fundamental del desarrollo de Málaga, Andalucía y España.

Aeropuerto Costa del Sol

Por este motivo, el Aeropuerto Internacional Málaga-Costa del Sol, aeropuerto más longevo de España, ha querido celebrar sus cien años con una jornada muy emotiva, en la que los pilotos del Real AeroClub de Málaga Ignacio Gil y Francisco Cuevas han emulado la hazaña de los pilotos franceses Latécoère y Lemaître un siglo atrás, repitiendo su ruta.

Los pilotos aterrizaron unos minutos antes de la hora prevista de llegada, al aprovechar el viento favorable de cola, tocando pista a las 10.11 horas del pasado sábado 9 de marzo.

Los pilotos Ignacio Gil y Francisco Cuevas toman tierra en su Warrior.

Su llegada fue acompañada por dos avionetas más, de la fundación Latècoére.

Avioneta de la fundación Latècoére en su llegada a El Rompedizo.

Los pilotos fueron recibidos por el cuerpo de bomberos del aeropuerto, que hicieron sonar sus sirenas y formaron un arco de agua bajo el que desfilaron las aeronaves, con las banderas de España y Francia ondeando entre el ruido de los motores. Decenas de familiares y amigos acudieron a la recepción.

Además, a la celebración se unió uno de los vuelos comerciales del día,
al tocar pista exactamente a la misma hora que Lemaitre y Latècoére hace 100 años, el de la compañía EasyJet con procedencia en la ciudad inglesa de Liverpool. La aeronave, con sus 151 pasajeros, también hizo el desfile de honor bajo el arco de agua.

Vuelo de la compañía EasyJet al tomar tierra.

Los tripulantes del avión comercial y las tres avionetas se fotografiaron junto a la directiva del aeropuerto y representantes de Aena, en una imagen que ya es historia del aeródromo malagueño y de la aviación comercial española.

Tripulación de EasyJet y directiva del aeropuerto y Aena en una imagen para el recuerdo.

No faltaron los agradecimientos a aquellas instituciones que hicieron posible esta ocasión especial, en particular a Aertec, al Colegio de Enfermeros de Málaga, a Turismo Costa del Sol y a la Asociación Nacional de Filatelia, que ha creado un sello especial para la ocasión. En palabras del director del aeropuerto malagueño, Salvador Merino: “Cien años pasan volando, lo importante es cómo ha cambiado en este tiempo, el año pasado llegamos a los 19 millones de pasajeros y seguimos batiendo récords”.

Desde la Sociedad Aeronáutica Española queremos felicitar a Ignacio Gil y Francisco Cuevas por su gesta, así como al Aeropuerto de Málaga y a todos los malagueños en esta ocasión tan especial.

Deja un comentario