Aerocuriosidades: ¿Por qué los aviones militares tienen un diseño tan “recto”?

Todos nos hemos preguntado alguna vez por qué los aviones militares son tan diferentes en cuanto a forma exterior respecto a los aviones comerciales.

El fuselaje de los aviones comerciales así como el carenado de sus propios motores tienen siempre formas redondeadas evitando los ángulos rectos. Esto es debido ni más ni menos a una cuestión de aeronavegabilidad.

Los aviones comerciales deben estar localizados en todo momento, recibiendo y reflejando su posición a los rádares presentes en tierra.  En cambio, los aviones militares durante una misión siempre buscan evadir los rádares enemigos. La forma más eficaz de reflejar las radiaciones del radar es con dos piezas de metal que formen un ángulo recto y que estén en posición perpendicular a las ondas del radar. De ahí los constantes ángulos rectos que presenta el fuselaje de los aviones militares.

Los aviones furtivos, llamados así a las aeronaves que han sido diseñadas para absorber y desviar las radiaciones de los rádares, llevan a veces los bordes de algunas partes del fuselaje en forma de sierra, como por ejemplo las tomas de aire, lo que disminuye el eco radar de estas secciones, como por ejemplo el YF-23 o el B-2.

Northrop Grumman B-2 Spirit

Es muy común que estos aviones presenten formas cuadradas en las áreas de entrada de los motores a diferencia de los motores de los aviones comerciales que buscan siempre un área de entrada circular.

Pero no penséis que la forma del fuselaje es el elemento primordial para recibir la señal de los rádares, sin otros elementos del avión sería imposible estar comunicado con tierra.

Deja un comentario