Libertades del aire

En todos los ámbitos de la vida existen derechos y libertades que permiten que todo funcione correctamente o que al menos ayude en que funcione bien y en esto la aeronáutica no iba a ser menos, es por ello que en la Conferencia de Chicago se establecieron las cinco primeras libertades del aire que luego se ampliarían hasta nueve, estas libertades permiten el libre flujo del tránsito aéreo a través de las fronteras de los Estados.

A continuación les explicaremos cuáles son esas libertades:

Primera libertad: Derecho a sobrevolar sin escalas el territorio de los Estados signatarios (sobrevuelo sin escalas).

Segunda libertad: Derecho a aterrizar en el territorio de los Estados signatarios por razones no comerciales (escala técnica).

Tercera libertad: Derecho a desembarcar pasajeros, correo y carga en el territorio de un Estado en el que no esté matriculada la aeronave.

Cuarta libertad: Derecho a embarcar pasajeros, correo y carga destinados al territorio del Estado en el que está matriculada la aeronave.

Quinta libertad: Derecho a embarcar y desembarcar pasajeros, correo o carga destinados al territorio de cualquier Estado contratante.

Sexta libertad: Derecho a efectuar transportes entre dos Estados distintos de aquel en el que esté matriculada la aeronave, sobrevolando el territorio de este país.

Séptima libertad: Derecho a operar correctamente fuera del Estado de matriculación y a embarcar y desembarcar pasajeros, correo y carga provenientes de o con destino a un Estado tercero, que no es el de matriculación.

Octava libertad: Derecho a transportar pasajeros, correo o carga de un punto a otro de un mismo Estado, distinto a aquel en el que está matriculada la aeronave. También se conoce como cabotaje.

Novena libertad: Derecho a transportar tráfico de cabotaje del Estado otorgante en un servicio que se lleva a cabo enteramente dentro de su territorio (Derecho de cabotaje autónomo).

Esperamos que les haya parecido interesante y que estén aprendiendo conceptos y aspectos nuevos de la aeronáutica.

Deja un comentario