La SAE reconociendo a Michael Collins

En recuerdo y alabanza a Michael Collins, “el del medio de los Chichos”, tras su fallecimiento a los 90 años.

Se caracterizaba por ser el astronauta que pilotó la aeronave “Columbia” de la primera operación tripulada que aterrizó en la luna en la conocida misión Apolo 11 de 1969, quien se mantuvo a bordo del módulo de comando en órbita a 60 millas sobre la luna mientras que sus compañeros Neil Armstrong y Buzz Aldrin fueron los primeros seres humanos en permitirse el lujo de andar sobre la superficie lunar.

Collins comenzó su carrera en las Fuerzas Aéreas, convirtiéndose más tarde en piloto de caza e ingresando posteriormente en 1960 en las pruebas para la Base de Fuerzas Aéreas Edwards en California, siendo seleccionado tres años más tarde como parte de un tercer grupo de tripulantes astronautas encargados de participar en la misión Apolo a la luna.

Fotos: La vida de Michael Collins, en imágenes | Actualidad | EL PAÍS
Michael Collins en el interior de la nave espacial

La ficción de varios escritores de llevar a cabo dicha operación se convirtió en una realidad gracias a los tripulantes de la nave espacial, aunque el nombre del teniente coronel Michael Collins no fuera uno de los más recordados. 

Sin embargo, sus actividades fueron esenciales para conseguir el éxito en la misión siendo “el hombre más solitario” debido a la pérdida de comunicación con el resto de la tripulación y la NASA en el momento de aterrizaje en la luna “Estoy solo ahora, verdaderamente solo y absolutamente aislado de cualquier vida conocida” citaba en sus memorias “Carrying the Fire” hasta el momento de poder mantener contacto con sus compañeros a través de radio en el momento de observarles en el módulo lunar.

El momento de mayor preocupación de Collins estuvo en la situación de regreso hacia la Tierra, ya que podría dejar a sus compañeros en la superficie lunar o ser enviados a una órbita salvaje por un posible fallo en el motor de ascenso.

La operación fue un éxito y cumplió las mejores de las expectativas que se habían planteado y, aunque hubo más misiones Apolo, Michael Collins no fue participe en ninguna más, retirándose solo un año más tarde de la misión en 1970.

Michael Collins: Adiós al héroe silencioso | Ciencia | EL PAÍS
Collins en la sala de preparación antes de la misión “Germini 10”

En su experiencia en la NASA consta a su vez ser uno de los partícipes de la misión “Gemini 10” de tres días de duración, convirtiéndose en esta misma en el primer hombre en salir de una nave espacial dos veces durante una sola misión.

Después de su retirada como astronauta pasó por varios cargos como Secretario Asistente de Estado para Relaciones Públicas, Director del Museo Nacional del Aire y el Espacio, Subsecretario del Instituto Smithsonian y finalizando con la apertura de su propia firma de consultoría.