¿Qué es un Plan de Invierno?❄

Ahora con todas las lluvias y nevadas que están cayendo, quizás hayas oído eso de “el aeropuerto X ha activado su plan de invierno” pues bien, hoy trataremos de  explicar que es eso de los planes de invierno.

En este plan operacional, que explicaremos a continuación, se establecen los procedimientos que deben seguir los aeropuertos ante condiciones adversas de hielo y nieve que les pudiesen afectar, para que así lo efectos de estos sean mínimos y el aeropuerto pueda operar con total normalidad.

Para cuando llegue el momento de activar el plan todo esté en orden, los procedimientos a realizar son actualizados regularmente, así como la maquinaría y medios técnicos son revisados periódicamente, además, el personal implicado recibe una formación continuada que se intensifica en la temporada anterior a la llegada de la temporada invernal.

Estos trabajos preventivos se centran en el seguimiento exhaustivo de las condiciones meteorológicas, el control del estado del pavimento de las pistas, calles de rodaje y plataforma y asegurar la disponibilidad de equipos y materiales para cuando sea necesario hacer uso de ellos.

Los medios con los que generalmente cuentan  los aeropuertos  incluyen vehículos quitanieves), vehículos medidores de coeficiente de rozamiento, vehículos esparcidores de urea (fundente sólido), esparcidores de acetato de potasio (fundente líquido) y barredoras.

Pero, una vez que se sabe que llegan condiciones meteorológicas adversas ¿¿qué pasa??

En primer lugar, el servicio de meteorología del aeropuerto, con las predicciones realizadas por la Agencia Estatal de Meteorología, comunica las posibles condiciones adversas, y la oficina de operaciones alerta a todos el personal relacionado con los mismos.

Una vez contrastadas las predicciones si las pistas y plataforma están húmedas y aún no se ha producido acumulación de nieve o formación de hielo, se esparcen fundentes como tratamiento preventivo.

En el caso de que haya presencia de hielo o nieve, el fundente se emplea como descongelante para eliminarlo y se procede después a limpiar con maquinaria los restos de nieve o hielo que hayan quedado en las zonas afectadas.

A continuación, los vehículos medidores de fricción comprueban el coeficiente de rozamiento de las pistas para verificar que es el adecuado, ya que si no fuera correcto las aeronaves no podrían moverse por la pista, sin correr el riesgo de patinar. Si el resultado es positivo, se comunica a todos los implicados que el aeropuerto vuelve a estar operativo.

Si las pistas y plataforma están cubiertas de nieve se limpian con vehículos que disponen de cuchillas quitanieves y esparcidores de fundentes.

Como pueden ver, en el mundo aeronáutico no queda nada al azar y siempre se trata de dar respuesta a todo.

Es por ello que si en algún momento, tu vuelo se ve afectado por nieve o hielo piensa que hay muchas personas que están tratando de arreglarlo, para que llegues a tu destino, si se puede, lo antes posible, así que desde la SAE lo único que podemos pedirte es paciencia y aprovecha para tomarte algo calentito.

Deja un comentario