Presentación de libro: Mi avión herido

El día 1 de abril de 2016 se llevó a cabo en el Museo de Aeropuertos, Navegación y Transportes Aéreos, la presentación del libro “Mi avión herido”, del autor Mario Castillo del Pino.

Las actividades se iniciaron a las 18 horas con una visita guiada de los asistentes, que superaron las 150 personas, socios del Real Aeroclub de Málaga, escritores, profesionales aeronáuticos y entusiastas de la aviación.

A las 19 horas el capitán de la Marina Mercante, Carlos Navarrete, realizó una demostración práctica de cómo los primeros aviones se guiaban con las estrellas mediante el uso del sextante aeronáutico.

Libro mi Avión herido.a

A las 20 horas tuvo lugar la presentación de la novela “Mi avión herido” en el Centro de Interpretación del Museo. El autor fue acompañado de Pablo Bujalance, escritor y periodista y Patrick Pomares, comandante de Iberia.

La jornada concluyó con un cóctel en los jardines de la Terminal Histórica.

 

BIOGRAFÍA DEL AUTOR:

Mario Castillo del Pino nació en Málaga en 1963. Licenciado en Filología Inglesa, compatibilizó sus estudios universitarios con los de piloto, mundo al que ha estado íntimamente vinculado desde la infancia. Profesor durante treinta años, a lo largo de su vida ha tenido la fortuna de poder integrar sus dos grandes pasiones: la literatura y el vuelo. Los libros y los aviones.

En 1990 obtuvo el primer premio del Certamen Juan José Relosillas de Relatos y un año después La imagen del silencio, su primera novela, fue galardonada con el Premio de Narrativa FERIA DEL LIBRO 1991 de la ciudad de Almería. En 2008 obtuvo el Premio Los Cuentos del Agua con la obra Abril es el mes más cruel y en 2015 ha resultado ganador del Premio de Novela UNED María Zambrano con la obra Mi avión herido.

Libro mi Avión herido.c

RESEÑA DE LA OBRA:

Cuando el protagonista de Mi avión herido vuelve a la vida en la UCI de un pequeño hospital junto al mar, siente la necesidad de volver la vista atrás y desenterrar los propios recuerdos “en un ejercicio ordenado y sistemático de arqueología de la memoria”. Sumido en la confusión, no alcanza a recuperar más que un olor, el olor a tierra mojada, el perfume de la tierra, y un objeto, el avión.

El avión como alegoría, álter ego del propio autor, como objeto poético, tal como lo fueron la ballena blanca para Melville, el albatros para Coleridge o el volcán para Lowry. A los mandos de su avión, medio y fin de su propia existencia, Mario Castillo nos sumerge hasta las simas abisales de la esencia de la memoria, la dolorosa ausencia del padre, el descubrimiento de la muerte, la culpa y la redención que el tiempo nos otorga.

De prosa cuidada y sugerente, Mi avión herido, a caballo entre la autoficción y la autobiografía novelada, es heredera de una tradición literaria de inspiración aeronáutica que tiene su referente en grandes nombres como Antoine de Saint-Exupéry, Richard Bach o Daniele del Giudice.

Deja un comentario