El renacimiento del De Havilland Dragon Rapide

El primer Dragon Rapide que operó en España, EC-AZZ, comenzó a hacerlo a finales de 1934 para la entonces aerolínea estatal LAPE (Líneas Aéreas Postales Españolas).

Desde julio de 1935, este avión operaba la ruta Barcelona-Valencia-Palma de Mallorca, con capacidad para seis pasajeros.

Dado el importante papel que el de Havilland DH89A Dragon Rapide jugó en la historia de la aviación civil y militar española, era necesaria la incorporación de un ejemplar aún aeronavegable al principal “museo volador” del país, La Fundación Infante de Orleans.

El 17 de mayo de 2008, la fundación Infante de Orleans (FIO) recibió el Rapide G-AEML. El vuelo inaugural de esta aeronave fue el 29 de Septiembre de 1936. Este avión entró en servicio para la Real Fuerza Británica (RAF) en abril de 1940. Posteriormente, se utilizó como avión de comunicación de una compañía, para pasar después a manos de propietarios privados.

Una vez en la FIO, el Dragon Rapide fue pintado con la librea del Rapide EC-AAY, el cual se dañó en la ruta entre Santa Isabel a Bata (Nueva Guinea), cuando los dos motores fallaron tras un intenso diluvio y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia.

Cuando fue necesario renovar el certificado de aeronavegabilidad del G-AEML del en 2011, la FIO carecía de los medios para satisfacer todos los requisitos necesarios

El 90 aniversario de Iberia el 28 de junio de 2017 permitió a la compañía ampliar los fondos destinados a la rehabilitación del avión.

El  25 de junio de 2018, el nuevo “EC-AAY” pudo participar en la exhibición de Cuatro Vientos volando en formación con dos Jungmanns CASA y un Jungmeister

Este vuelo marcó el maravilloso final de un largo viaje y el principio de uno nuevo.

Deja un comentario