“El helicóptero es el único vehículo tripulado que puede llegar a cualquier destino”,

“El helicóptero es el único vehículo tripulado que puede llegar a cualquier destino”,aseguró el ingeniero aeronáutico José María Maese Pastor, de Airbus Defence and Space, al comienzo de su ponencia el pasado día 20 de febrero durante el XII Ciclo de Conferencias de la ETSIAE sobre Historia y Cultura Aeronáuticas. 

Con el título “Misiones de los helicópteros en la actualidad, civiles y militares”, Maese fue desgranando con amenidad y profusión de datos las capacidades del helicóptero, injustamente, el gran desconocido de la aeronáutica, a pesar de todos los variados servicios que presta a la sociedad”. Es el ala fija quien protagoniza la gran parte de los temas aeronáuticos. Pero es raro encontrar quien conozca verdaderamente el helicóptero, una aeronave radicalmente distinta y con unas capacidades asombrosas.

El helicóptero es el único vehículo que llega a las catástrofes independientemente del estado del terreno en destino. Haciendo valer la frase de “Cuando ya no puede llegar nadie, llaman a los helicópteros”, agregó este experto de AENOR para normativa de Helicópteros Sanitarios.

Las aplicaciones de los helicópteros  suelen estar alejadas del gran público. Aunque sí reconocemos los helicópteros de los Cuerpos de Seguridad. La Policía Nacional sobre nuestras ciudades, la DGT en las carreteras, y la Guardia Civil en nuestras fronteras, con la enorme responsabilidad del control de la presión creciente de inmigración ilegal y de tráfico de drogas, esta última compartida con el servicio de Aduanas.

Pero otras misiones de igual relevancia no son conocidas por el común de la sociedad. Entre ellas está la misión de Evacuación Sanitaria (HEMS), origen del desarrollo civil de los helicópteros. Realiza tanto asistencias primarias (accidentes en carreteras), como secundarias (interhospitalarios, trasplantes). El helicóptero llega siempre antes que la ambulancia de carretera. Un helicóptero HEMS abarca una zona de operación de entre 3 a 10 UVIs móviles, según el estado de las carreteras, salvo cuando es imposible el acceso de la ambulancia.

La misión de Lucha Contraincendios. Si bien el hidroavión puede cargar más cantidad de agua, el helicóptero despega antes, de sitios más cercanos al fuego y puede llegar primero al foco del incendio, cuando comienza. Pueden coger agua de reservas más cercanas y reducidas (piscinas, pozas en arroyos). También puede soltar agua eficazmente sobre la vertical del fuego. Además de socorrer a los retenes en tierra.

Especial mención merece la misión de Búsqueda y Rescate (SAR). Tanto en la mar como en alta montaña organismos centrales como SASEMAR, Guardia Civil y el Ejército del Aire, además de servicios autonómicos por medio de empresas privadas, salvan la vida a numerosas víctimas cada año.

Las misiones de Trabajos Aéreos son muy diversas. La inmensa mayoría de la construcción en campo abierto o en montaña se hace por medio de helicópteros (líneas de alta tensión, aerogeneradores, estaciones de esquí). Pero también en ciudad en edificios singulares e instalaciones portuarias, sin efecto de las olas en superficie. En esta categoría también se incluyen la poda de árboles en los márgenes de la carretera, el control de aludes en alta montaña por cargas controladas, el mantenimiento de líneas eléctricas, la fumigación, las aplicaciones mineras. Y otras más conocidas como la retrasmisión de eventos deportivos por TV, caso de la vuelta ciclista a España.

Otras misiones como la de Vigilancia del Entorno, Pesca Marítima con control de caladeros y contaminación en la mar. El transporte civil de pasajeros a plataformas o zonas de difícil acceso. Los vuelos turísticos en entornos atractivos. Y la Escuela de Pilotos.

Y no podemos olvidar a los helicópteros de los diferentes ejércitos, que además de sus misiones propias militares, prestan servicio en auxilio a la población civil en las catástrofes. Tanto la UME, como los tres cuerpos tradicionales de Tierra, Armada y Aire, si la situación lo requiere.

Sirva esta exposición como reconocimiento a estas extraordinarias aeronaves y a los grandes profesionales que dedican su vida a cumplir sus misiones para todos nosotros. Son nuestros ángeles de la guarda, apenas se les ve; pero están ahí para socorrernos cuando los necesitamos.

José María MAESE PASTOR

Ingeniero Aeronáutico. Experto de AENOR para Normativa Helicóptero Sanitario.

 

 

Deja un comentario