Curiosidades aeronáuticas. ¿Qué son y por qué se forman las estelas de los aviones?

Las “largas líneas blancas” que vemos cuando miramos al cielo tras el paso de un avión se llaman Estelas de condensación, también son conocidas como Contrails (del inglés “condensation trails”)

Se pueden producir por:

  • Condensación del vapor de agua que se encuentra en el chorro de gases que sale de los motores.
  • Condensación del vapor atmosférico al paso de un avión, esta forma tiene lugar en la punta de las alas y suele ocurrir durante el despegue y el aterrizaje.

Ambas están formadas por vapor de agua que se condesa y congela, son pequeñas partículas de hielo.

Entre los factores necesarios para su formación se encuentran: la humedad ambiental (cuanta mayor humedad mayor probabilidad de que persistan), el viento que debe ser uniforme y no demasiado intenso y el grado de turbulencia.

La duración de las estelas depende  de las condiciones a las que se encuentre volando el avión (temperatura, humedad atmosférica, tipo de nubes que haya en el cielo en ese momento).

Según estas condiciones la estela puede disiparse o aumentar de tamaño hasta convertirse en una nube.

Existen dos tipos:

  • Estelas pasajeras: son aquellas que desaparecen a medida que el avión pasa Ocurren cuando la cantidad de vapor de agua en la atmósfera es pequeña, y entonces las partículas de hielo que forman la estela vuelven al estado gaseoso rápidamente.
  • Estelas persistentes: son aquellas que permanecen cuando ya ha desaparecido el avión. Dentro de este tipo podemos encontrar dos subcategorías:
    • Estelas persistentes que se expanden: Son aquellas que van haciéndose más grande con el paso del tiempo. Esto ocurre cuando la humedad en la atmósfera es muy próxima al nivel de condensación, y es fácil que el vapor de agua atmosférico se condense sobre las partículas de hielo de la estela. Si además hay algo de inestabilidad y turbulencia, las estelas van tomando una forma irregular.
    • Estelas persistentes que no se expanden: Ocurren cuando la humedad en la atmósfera es grande, por lo que la estela no se disipa, y puede durar horas.

Como curiosidad, también existen nubes de condensación que no tienen forma de estela. Cuando el avión supera la velocidad del sonido, la nube adquiere forma de disco o cono de muy poca altura. Este fenómeno, llamado nubes de condensación Prandtl-Glauert, sólo se ha observado durante el vuelo de cazas y transbordadores espaciales. Cuando un objeto alcanza la velocidad del sonido se produce una variación extrema de presión, la cual puede producir la condensación del vapor de agua presente en el aire si la humedad disponible es suficiente.

Ahora cuando miremos al cielo entenderemos un poquito mejor las cosas que ahí suceden.

Deja un comentario