Alianza de Airbus, Siemens y Rolls para el avión eléctrico

Los tres gigantes europeos quieren adelantarse a Boeing con un primer motor híbrido en 2020 propulsado con gas y electricidad.

Airbus, Siemens y Rolls-Royce anunciaron ayer su decisión de unir fuerzas en el “futuro eléctrico” de la aeronáutica. Su objetivo es desarrollar en un primer momento un motor híbrido con el que realizar los primeros vuelos en 2020, aún en fase previa a la comercial.

El acicate para tomar la decisión han sido las exigencias de la Comisión Europea incluidas en la conocida como Flightpath 2050 Vision for Aviation. El reto implica la reducción de emisiones de CO2 en un 60%, de NOx en un 90% y de ruido en un 75%.

Hasta la fecha, la idea de lanzar este tipo de motores había quedado restringida a proyectos piloto e inversiones en start up como la realizada por Boeing en Zunum Aero, que trabaja con modelos híbridos de pequeño tamaño y alcance cercano a 1.600 kilómetros. Para Airbus, la reducción del coste de combustible es una obsesión ya palpable en modelos como el A320neo.

La mayor parte de los vuelos son cortos, de menos de 1.500 kilómetros, y es en este nicho en el que la futura propulsión eléctrica puede encontrar su hueco.

El nuevo proyecto se llamará E-Fan X y consistirá en un aparato de cuatro turbinas, de las que tres serán de gas y una, de dos megavatios, eléctrica. Posteriormente, habrá dos de gas y dos eléctricas.

Airbus se hará cargo de la arquitectura del aparato, Rolls-Royce será responsable del motor turboeje y Siemens aportará los dos motores eléctricos.

En juego está un mercado global de 100.000 millones de dólares en el que Boeing y Airbus protagonizan una de las mayores disputas comerciales del planeta.

Deja un comentario