Aena apuesta por los drones para sus inspecciones de seguridad

Aena, el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros, ha decidido incluir drones en siete aeropuertos para la inspección y calibración de los sistemas PAPI de ayuda a la navegación aérea, y la empresa seleccionada para ello ha sido CANARD Drones.

El PAPI (indicador de trayecto de aproximación de precisión) es una ayuda de navegación visual (NavAid) situada cerca del encabezado de pista que proporciona información de guía para ayudar a los pilotos en el aterrizaje. Los aeropuertos de todo el mundo usan NavAids para facilitar a los pilotos aterrizar de manera segura.

Es vital inspeccionar periódicamente  dichas ayudas, pues pueden perder precisión debido a su continuo funcionamiento y a las condiciones climáticas adversas.

Como se venía haciendo hasta ahora, estas inspecciones son realizadas por aviones tripulados equipados con una consola de verificación de vuelo, pero este proceso no resulta rentable, pues tiene un alto coste de combustible, mantenimiento de la aeronave y salarios de la tripulación especializada. Además, estos vuelos son susceptibles a errores humanos y afectan a la disponibilidad de pistas.  Es por todo ello que los drones de CANARD son una alternativa muy rentable, ofreciendo además unos resultados más precisos.

CANARD es actualmente líder mundial en innovación en el mercado de inspección de vuelo mediante drones, y están trabajando para llevar su tecnología a los aeropuertos de todo el mundo.

 

Deja un comentario